Vivimos en la era del “boom” de los alimentos ecológicos, por lo que hoy día es más fácil que nunca encontrarlos tanto en establecimientos especializados tipo herbolarios, como en grandes superficies y cadenas de supermercados.

¿Pero tienen beneficios añadidos? ¿ó se trata de una moda más, como tantas otras hay en torno a la salud?

Hay gente que pone en duda que los alimentos ECO sean más sanos que los no ECO, aquí vamos a ver que ventajas e inconvenientes  tienen:

VENTAJAS

1) La agricultura ecológica es más RESPETUOSA con el MEDIO AMBIENTE: Cuantos menos pesticidas se usen menor contaminación del planeta.

Cuando compras un producto determinado estás fomentando con tu dinero el desarrollo de ese tipo de producción (eco ó no eco). Lo que no se vende simplemente no se produce porque no interesa.

2) Hay estudios recientes que encontraron niveles mucho menores de PESTICIDAS en la ORINA de los NIÑOS que consumen habitualmente productos ecológicos. Aún no se sabe con seguridad como afectan los mismos en la salud de los más pequeños, pero mejor prevenir que curar…

Mayores cantidades de pesticidas en EMBARAZADAS se ha relacionado con niños de menor COEFICIENTE INTELECTUAL y menor PESO al nacer.

3) Mayor contenido en OMEGA 3 en la LECHE, HUEVOS y CARNE ecológica, debido al tipo de alimentación distinta que reciben los animales criados en la ganadería ecológica.

4) Menor concentración de ANTIBIÓTICOS en los alimentos de origen animal ecológicos. Los que tenemos ó hemos tenido relación con la industria farmaceútica sabemos el problema tan grande que existe actualmente con el uso inadecuado de los antibióticos…las bacterias cada vez son más resistentes a los mismos y nos estamos quedando sin armas para combatirlos, este grave problema hoy día ya es una realidad en muchos hospitales españoles.

5) Mayor concentración de NUTRIENTES (antioxidantes, vitaminas, minerales…) y más SABOR en los alimentos ECOLÓGICOS.

INCONVENIENTES

1) Indudablemente el mayor (y único inconveniente a mi juicio) es el PRECIO de estos productos, que hace que no sean asequibles para todas las familias.

Por ello es importante que adaptemos la compra a nuestras posibilidades económicas priorizando los siguientes alimentos ecológicos:

– HUEVOS ecológicos y LECHE ecológica (así evitaremos una gran cantidad de pesticidas y hormonas, ya que en el caso de los ecológicos su uso está prohibido o muy limitado)

– Sal y azúcar (la versión ecológica: SAL DEL HIMALAYA, SAL MARINA y azúcares naturales como el de: ABEDUL y COCO, es muy distinta de la versión refinada y manipulada por la industria)

– ARROZ INTEGRAL ( la versión integral conserva la cáscara que es donde se quedan todos los pesticidas, así que si no quieres comprarlo eco mejor opta por el arroz blanco que no lleva la cáscara)

– FRUTAS Y VERDURAS: aquí tiene más sentido comprar ecológicas las que no llevan cáscara y que por tanto se contaminan más (manzanas, tomates, fresas, uvas, arándanos…).

Los que llevan cáscara como el aguacate, naranjas, nueces, plátano….al quitarles la piel les estaremos eliminando la mayor parte de los pesticidas, por lo que en estos alimentos no compensa tanto la inversión en la versión ECO.

Y por supuesto dar prioridad a la alimentación ecológica en colectivos que claramente se verían más beneficiados: EMBARAZADAS, NIÑOS, personas con historial de CANCER, personas con INTOLERANCIAS ALIMENTARIAS y ENFERMEDADES AUTOINMUNES.