Una alternativa muy saludable al azúcar común es el “azúcar de abedul o xilitol”.

El azúcar de abedul o xilitol se obtiene a partir de de la corteza del abedul y también es un azúcar naturalmente presente en algunos alimentos como las fresas, coliflor… . El xilitol además puede encontrarse en el etiquetado de muchos productos, ya que es utilizado como endulzante desde hace años como una alternativa saludable al azúcar.

Puede ser una buena opción para todos aquellos que no termina de convencerle el sabor de la estevia y quieren cuidarse sin renunciar al sabor dulce en el café, té, yogures, repostería…

Sus beneficios son:

  • Tiene un sabor y un poder endulzante similar al azúcar por lo que puedes añadirlo a todo tipo de alimentos en sustitución de ésta (cafés e infusiones, todo tipo de bebidas, repostería..)
  • Sus azúcares de metabolizan muy lentamente y no necesita insulina para ser metabolizado, por lo que está indicado para diabéticos. Tiene un Indice Glucémico bajo (IG=7), lo que lo hace adecuado para las dietas de pérdida de peso,ya que al metabolizarse más lentamente, se reducen las posibilidades de que se transforme en grasa.
  • Aporta un 40% menos de calorias que el azúcar común (24 calorías por 10 g en lugar de 40 calorías por 10 g)
  • Tiene efecto Antimicrobiano y anticándida porque es un azúcar de 5 átomos de carbono en lugar de 6, lo que hace que no puedan utilizarlo como sustrato de energía ni bacterias ni hongos (entre ellos la cándida) limitando así su crecimiento en el organismo.
  •  No provoca caries, e inhibe la formación de placa y sarro, por lo que también es usado para hacer enjuagues bucales ya que mejora la salud de los dientes y encías.
  • En el intestino se une al calcio facilitando su absorción, por lo que es una buena ayuda para combatir la osteoporosis.
  • Es alcalinizante, lo contrario del azúcar de mesa que al producir un medio ácido en el organismo favorece el crecimiento de células tumorales

Por todas estas propiedades el azúcar de abedul o xilitol es adecuado para: niños, adultos, ancianos, diabéticos, deportistas y todas las personas preocupadas por su salud.