Ayer fue el día internacional del cáncer de mama y las redes sociales se llenaron de lazos rosas en apoyo a todas las personas que sufren o han sufrido esta enfermedad. Pero podemos hacer mucho más:

Combatir la OBESIDAD y el SOBREPESO, ya que ambos están asociados con aumento del riesgo de cáncer de mama y de otros cánceres: esófago, páncreas, colon y recto, útero, riñón, tiroides…etc.

Según la OMS el 30% de los cánceres podrían prevenirse con una alimentación sana. También es muy importante alimentarse de forma saludable una vez diagnosticada la enfermedad para ayudar al organismo a combatir la enfermedad. Los alimentos que no deben faltar en una dieta anticancer son:

✔ Crucíferas (brócoli, coliflor, coles de bruselas)

✔ Té verde

✔ Especias (jengibre y cúrcuma)

✔ Nueces

✔ Cebolla y ajo

✔ Frutos rojos

✔ Setas y champiñones

✔ Tomate

✔ Cacao

✔ Aceite de oliva virgen extra

✔ Uvas y vino tinto

✔ Cítricos y en general casi todo tipo de frutas (granada, manzana, chirimoya…)

✔ Semillas de lino

✔ Aguacate.

✔ Fibra y probiÓticos.

También es muy importante la forma de cocinar los alimentos para conservar los nutrientes y que no se formen tóxicos, siendo las más recomendables: al vapor, plancha y hervido.