La palabra “detox” se escucha mucho en esta época, y es que trás los excesos navideños, todos queremos perder rápidamente lo ganado y eliminar las toxinas acumuladas. Nos entra la prisa porque ya no vemos el verano tan lejos y buscamos desesperadamente algún producto ó método milagroso que nos ayude. Pero realmente para eliminar esas toxinas, nuestro cuerpo ya cuenta con órganos depurativos  muy efectivos: hígado, intestinos y riñones, que se encargan a diario de neutralizarlas, por lo que no es necesario realizar ningún plan detox.

Aunque lo que sí es cierto es que podemos ayudar a que estos óganos funcionen mejor. Así que antes de meterte en extrañas dietas detox aquí van unos cuantos tips que HAN DEMOSTRADO SER EFICACES:

1) Nutrición, este punto es el más importante: comer alimentos de verdad (carne, pescado, verdura, huevos, frutas…) y evitar todos los procesados y alimentos envasados (galletas, cereales de caja, salchichas, pizzas…) hará que volvamos fácilmente a nuestro peso inicial y favorecerá la limpieza de nuestro organismo. Simplemente al dejar de consumir azúcares y grasas hidrogenadas estaremos ayudando bastante a la detoxificación del organismo. Si además incluimos alimentos como: COLIFLOR, BRÉCOL, COLES, AJO, CEBOLLA, CALDO DE POLLO CASERO Ó CALDO DE HUESOS, ayudaremos a que nuestros órganos trabajen con más eficiencia.

Si no estás seguro de saber elaborar un plan alimenticio completo, equilibrado y adaptado a tus necesidades, tranquilo, es normal, para eso estamos los nutricionistas 🙂  Es altamente recomendable acudir a uno por lo menos una vez en la vida para conocer tu composición corporal, tus necesidades energéticas y de macronutrientes y poder seguir una dieta personalizada que te ayudará a conseguir tus objetivos.

2) Agua: En las fechas navideñas es habitual descuidar la ingesta de agua y si además añadimos la deshidratación que produce el alcohol, nos encontramos con un porcentaje de agua más bajo de lo habitual en el organismo. Es el momento de aumentar la ingesta de agua y habituarte a beber de manera continuada a lo largo del día. Recuerda que tanto para perder grasa como para depurar tu organismo el agua es IMPRESCINDIBLE.

3) Ejercicio: Al realizar ejercicio la circulación mejora y se liberan algunas toxinas mediante el sudor (pero recuerda que la función principal del sudor es la de disminuir la temperatura corporal, no la de liberar toxinas y mucho menos eliminar grasa!)

4) Suplementos: En estas fechas se triplican las ventas de suplementos y productos detox, pero hay que conocer cuales son realmente útiles y cuales son una pérdida de dinero. Algunos de los que tienen eficacia demostrada son:

– CARDO MARIANO, con la “silimarina” como principal componente es el más demandado de los suplementos que benefician al HÍGADO. Otras plantas hepatoprotectoras son: BOLDO, DIENTE DE LEÓN Y ALCACHOFA.

– PREBIÓTICOS Y PROBIÓTICOS para mantener una flora bacteriana saludable en el intestino.

– GLUTAMINA: es un aminoácido que ayuda a reparar la permeabilidad intestinal  a regenerar la mucosa intestinal (por eso éste suplemento es de gran ayuda en pacientes con enfermedad de Chron y con colitis ulcerosa)

– ESPIRULINA, HIERBA DE TRIGO Y CHLORELLA: las algas se han puesto muy de moda últimamente por su función detoxificante y su capacidad para eliminar metales pesados del organismo. Per antes de lanzarte a tomarla asegúrate de no tener problemas de tiroides.