Últimamente se habla mucho de los superalimentos : semillas de chía, espirulina, quinoa, aceite de coco…y es verdad que diversos estudios corroboran sus beneficios para nuestra salud. Pero no debemos olvidarnos de los alimentos de toda la vida que son igualmente beneficiosos para nuestro organismo.

En uno de los primeros puestos yo situaría al aguacate, el cual además de su rico sabor (su gran contenido GRASO es lo que lo hace tan placentero de comer) tiene unos beneficios increíbles para nuestra salud:

✔ Alto contenido en GRASAS CARDIOSALUDABLES (cuida el corazón y el sistema cardiovascular) , destacando el ácido oleico, el mismo tipo de grasa que encontramos en el aceite de oliva.

✔ Contiene mucha AGUA, FIBRA y POTASIO (este último ayuda a regular la presión arterial)

✔ Existen estudios que demuestran que consumir aguacate aumenta la sensación de SACIEDAD y controla los niveles de glucosa y de insulina, disminuyendo el deseo de comer en las siguientes 4-5 horas. Esto lo convierte en un alimento indispensable en las DIETAS DE ADELGAZAMIENTO. Aunque sea una fruta bastante calórica sus beneficios son altísimos, tan solo debemos comer la cantidad adecuada a nuestras necesidades. (Esta cantidad te la calcula tu nutricionista de acuerdo a tu peso, características, composición corporal, ejercicio físico, objetivo..etc)

✔ Mejora los niveles de COLESTEROL (Aumenta el HDL o “colesterol bueno” y disminuye el LDL o “colesterol malo”)

✔ Fuente de VITAMINA E, potente antioxidante que combate los radicales libres y el envejecimiento.

✔ Contiene LUTEÍNA, una compuesto beneficioso para la vista que protege contra la degeneración macular y la aparición de CATARATAS.

✔ Rico en ÁCIDO FÓLICO, necesario en el EMBARAZO para la correcta formación del feto y evitar posibles malformaciones.

✔ Nutre el CABELLO dañado y la PIEL seca gracias a la cantidad de vitaminas y grasas que contiene.

Por todas estas propiedades es muy recomendable incluirlo 2-3 veces a la semana en nuestra dieta.